Skip to main content

Somos seres sociales y aunque a veces no nos guste convivir con otros o estar en presencia de otras personas en ocasiones necesitamos el apoyo de los demás para poder solucionar nuestros problemas, sentirnos escuchados y sobre todo comprendidos. 

Es por ello que hoy te venimos a hablar acerca de los grupos de apoyo y como puede beneficiar a tu salud formar parte de uno. ¿Vienes? 

¿Qué es un grupo de apoyo?

Un grupo de apoyo es un conjunto de personas que se reúnen de forma periódica para ayudarse a hacer frente a un problema. Un problema que presentan provocándoles alteraciones en su vida diaria y que comparten con los demás produciéndose así un intercambio de vivencias. Los integrantes del grupo comparten el mismo problema, como ocurre en los grupos de duelo por ejemplo.

Su principal beneficio es que favorecen a la cooperación, el apoyo y la interacción con otras personas que comparten el mismo problema. Lo que contribuye a que puedan compartir emociones y vivencias en un entorno seguro, en el que se sienten comprendidos ya que “la otra persona está pasando por lo mismo que estoy yo pasando”. 

¿Por qué son beneficiosos los grupos de apoyo?

Los grupos de apoyo nos ofrecen diferentes perspectivas y puntos de vista de un mismo problema, así como diferentes maneras de vivirlo y afrontarlo. Pero, sobre todo nos hacen sentirnos comprendidos ya que compartimos una vivencia que tal vez alguien más cercano para nosotros incluso no entienda por lo que estamos pasando. 

  • Ayudan a afrontar el problema
  • Se adquieren diferentes estrategias y herramientas para ello
  • Se normaliza el problema y no se me ve como algo “único” o “anormal/atípico” que solo yo vivo con esta intensidad
  • Se escuchan experiencias similares a las mías lo que me ayuda a comprender que es algo normal
  • Nos sentimos comprendidos
  • Recibimos apoyo emocional lo que nos ayuda a expresar nuestras emociones
  • Contribuye a relacionarnos socialmente con otras personas 
  • Ayuda a romper el aislamiento que tal vez surgió a raíz de nuestro problema y de no sentirnos comprendidos

¿Para qué personas van dirigidos los grupos de apoyo?

Los grupos de apoyo van dirigidos a cualquier persona que esté atravesando un problema. Por suerte, hoy  en día podemos encontrar una gran variedad de grupos de apoyo. Existen grupos centrados en aspectos duraderos y que formarán parte de nuestras vidas como aquellos dirigidos a hablar de enfermedades crónicas; mientras que otros se centran en situaciones puntuales como pueden ser operaciones de reducción de estómago, divorcio, convivir con un transplante, duelo, etc.

En Espacio Calenco hemos decidido incorporar un nuevo grupo de apoyo centrado en el duelo por mascotas. Por lo que si en estos momentos te encuentras atravesando la pérdida de un ser querido peludito y necesitas el apoyo de personas que entiendan por lo que estás pasando puedes encontrar toda la información en nuestros servicios.

Grupos de apoyo que podemos encontrar:

  • Grupos de apoyo a personas con enfermedades crónicas y puntuales: cáncer, diabetes, VIH, etc.
  • Grupos para personas que han pasado un proceso de adicción y se encuentran en rehabilitación. Los mitiquerrimos que podemos ver en las películas americanas de alcohólicos anónimos, por ejemplo.
  • Grupos de apoyo para personas que han pasado y están pasando por un suceso traumático: mujeres maltratadas, soldados que han vivido la guerra, personas que han sido secuestradas, violadas o ablusadas sexualmente, para personas que han sufrido bullying, moving, etc.
  • Grupos de apoyo dirigidos a personas que se encuentran en riesgo de exclusión social, como politoxicómanos, exconvictos, indigentes, personas que conviven con enfermedades raras, minorías étnicas, etc.
  • Grupos para familiares de aquellos que hemos nombrado antes y que a su vez también necesitan los beneficios de estos grupos de apoyo, para entender mejor la situación en la que se encuentran y comprender al otro. Por ejemplo, grupos para cuidadores de personas dependientes.

Pero, ¿los grupos de apoyo tienen algún poder terapéutico?

Sí y no. A diferencia de los grupos terapéuticos, los grupos de apoyo no persiguen realizar un cambio, crecer y evolucionar personal y emocionalmente, sino encontrar, tal y como dice la palabra en los integrantes del grupo un apoyo en un proceso complicado en el que necesitamos que otros que pasan por lo mismo que yo me escuchen cuando siento que mi entono no me comprende. 

Sin embargo, en el fondo encierran algo de terapéutico ya que la esencia misma de sentirse escuchado y comprendido es aliviador y tranquilizador. Como ocurre cuando una acude a terapia. La sensación de no sentirse juzgada, segura, comprendida, en un entorno que me entiende contribuyen a mi bienestar. 

Pero, principalmente los grupos de apoyo no buscan trabajar el problema de cada persona en sesiones al uso como podríamos hacer en el grupo de gestión emocional con el que contamos. Estos, por su parte, siguen un guión y se trabaja un aspecto concreto cada día. En los grupos de apoyo los integrantes se escuchan mutuamente, se preguntan cosas acerca del tema, se muestra el apoyo y se habla acerca de aquello que ha querido compartir ese día una persona.

Además, el terapeuta no tiene el mismo rol que puede tener en un grupo terapéutico. En estos casos actúa como un mediador siendo el propio grupo el que toma las riendas de la sesión a diferencia de los grupos terapéuticos. Es más, una característica de los grupos terapéuticos es que muchas veces pueden evolucionar a grupos de apoyo, pasando a ser así el rol del terapeuta también diferente llegando a ser gestionado por los propios usuarios en algunas ocasiones.

 

Escrito por: Leyre Villelga Márquez. Psicóloga especializada en Neuropsicología Clínica y Arteterapia. 

Deja un Comentario