Skip to main content

Las redes de apoyo son más importantes de lo que creemos. Nos proporcionan ayuda cuando más lo necesitamos siendo un soporte vital en momentos de suma dificultad. Pero, ¿sabes realmente la importancia que tienen estas redes? Sigue leyendo para averiguarlo.

¿Qué es una red de apoyo?

Es cierto que existen múltiples maneras para poder definir qué es una red de apoyo. Pero, podríamos acortarlo en: una red de apoyo es un grupo de personas que tienen la capacidad de aportar ayuda y apoyo real y duradero a una persona o un conjunto de personas.

Principalmente, cuando hablamos de red de apoyo solemos referirnos a las redes de apoyo social:

“el conjunto de relaciones que integran a una persona con su entorno social, o con personas con las que establecen vínculos solidarios y de comunicación para resolver necesidades específicas. Las redes pueden reducirse o extenderse proporcionalmente al bienestar material, físico o emocional de sus integrantes, y al involucramiento y la participación activa en el fortalecimiento de las sociedades. Están en constante movimiento y las integran personas (cualquier número a partir de dos) que comparten intereses, principios ciudadanos y que asumen principios de reciprocidad, no violencia y acción voluntaria”

Las redes de apoyo no solo contribuyen al bienestar de la persona que necesita ayuda, sino que también generan un impacto en su calidad de vida, proporcionan apoyo material, instrumental y emocional.

  • Emocionales: afecto, confianza, compañía, empatía, reconocimiento, escucha activa.
  • Instrumentales: transporte, acompañamiento, cuidado.
  • Cognitivo: hablar, proporcionar apoyo en relación a una tarea o estudios, talleres de estimulación cognitiva.
  • Materiales: económica, comida, ropa, materiales escolares o laborales, donaciones, alojamiento.

Tipos de redes de apoyo

Por otro lado, las redes de apoyo se pueden clasificar en formales e informales. Cada una aporta ayuda desde diferentes campos, el acceso a las mismas también difiere y algunas las tenemos más cerca de lo que pensamos. Veamos un poco más de ambas.

Redes formales

Son todas aquellas que están formadas por organizaciones del sector público en base a los diferentes niveles del propio gobierno de cada país. Están organizadas con el propósito de dar soporte a las personas. Además,  los miembros de las mismas pueden poseer formación específica y tener un rol determinado dentro.

Sus funciones son:

  • Proporcionar orientación e información a los usuarios.
  • Promocionar y atender la salud.
  • Alimentación.
  • Defensa de derechos.
  • Ocio y cuidados.

Redes informales

Son todas aquellas redes personales, amistades, comunitarias y familiares que comparten un elemento común: componente afectivo.

Estas se pueden dividir a su vez en primarias y secundarias:

  • Primarias: familia, amigos y vecinos. Sus funciones están orientadas a permitir la socialización, cuidado y afecto principalmente.
  • Secundarias: grupos de ocio, organizaciones sociales, asociaciones, organizaciones religiosas, ONG, relaciones laborales, grupos de apoyo, grupos de estudio. Principalmente, aportan compañía social, apoyo emocional, guía y orientación en toma de decisiones, consejos, regulación social, ayuda con materiales, servicios y poder tener una red de contactos. 

 

tipos de redes de apoyo

Beneficios de las redes de apoyo

  • Aportan un sentido de solidaridad a los miembros.
  • Son heterogéneas e inclusivas.
  • Buscan alcanzar objetivos en base a necesidades.
  • Existe reciprocidad entre sus miembros.
  • Se produce interacción social.
  • Se desarrolla un sentido de pertenencia.
  • Disminuyen la sensación de incomprensión, aislamiento, abandono y soledad.
  • Fortalecen la autoestima.
  • Proporcionan apoyo emocional. 
  • Aportan soluciones. 

Las redes de apoyo en diferentes colectivos

Bien es cierto que cuando hablamos de redes de apoyo lo primero que se nos suele venir a la cabeza son colectivos con problemas sociales. Como las personas que se encuentran en riesgo de exclusión social o personas mayores. 

Para estos colectivos, las redes de apoyo son fundamentales ya que son espacios seguros donde reciben soporte cuando el resto de la sociedad los “ha dejado de lado” por diferentes condiciones.

Sin embargo, las redes de apoyo son para todos. Esto es, personas jóvenes que necesitan un grupo de apoyo por acoso escolar, abuso en el hogar, abuso en las redes sociales; adultos que reciben moving en el propio trabajo, están en plena búsqueda de empleo porque entran dentro de un rango de edad de exclusión laboral, etc.

Conclusión

Las redes de apoyo nos aportan una gran cantidad de beneficios, nos permiten alcanzar y satisfacer necesidades que de otra manera no podría ser. Algo similar a lo que sucede con los grupos de apoyo. Solo que en este caso, surgen de una manera espontánea. Son un apoyo natural que conforma nuestra manera social de vivir pero que sin embargo no somos conscientes del valor que tienen.

¿Conoces alguna red de apoyo? ¿Formas parte de alguna? Cuéntanoslo dejando un comentario.

Escrito por: Leyre Villelga Márquez. Psicóloga experta en Neuropsicología Clínica, Neuromarketing y duelo. Terapeuta psicoexpresiva. 

Deja un Comentario