Skip to main content

Imagina por un momento que tienes una ruleta con distintas casillas sobre tu cabeza. Cada casilla contiene una emoción. Imagina también que, cada vez que ocurre un suceso o lees algo que te genera una emoción, la ruleta empieza a girar hasta pararse en la emoción correspondiente.

 

Pues esto es lo que nos sucede a lo largo del día, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos: nuestra ruleta emocional está continuamente funcionando, gire o no. Algunas veces se para en algunas casillas; otras está continuamente girando, y a veces está estática.

 

Y es que andamos perdidos en un mar de emociones conocidas y desconocidas. Algunas esperan a ser descubiertas y etiquetadas.

 

Nuestro primer contacto con las emociones.

Cuando somos pequeños y exploramos el mundo vamos conociendo las emociones, poco a poco, y les vamos poniendo nombre. Conforme vamos creciendo, aprendiendo y desarrollándonos, aprendemos más y estas nuevas emociones aprendidas o bien se unen a las primeras, o bien se reprimen, generando malestar.

Pero, ¿sé qué es lo que estoy sintiendo?

 

Sin embargo, en ocasiones, no sabemos poner nombre a las emociones que sentimos y tampoco describirlas o exteriorizarlas. Pero se puede aprender, por supuesto. De hecho existen muchas formas de aprender a expresar y entender las emociones. Una de ellas es el juego y este es precisamente el método en el que vamos a centrarnos en Espacio Calenco. Porque es una divertida manera de aprender en grupo y no solo una cosa de niños. Y es que el juego permite sentir y expresar emociones, y además ayuda a etiquetarlas. Vamos, que es una herramienta maravillosa para la introsprección. Y no solo, y esto es lo más importante: también proporciona recursos; o lo que es lo mismo habilidades para responder ante los problemas, validar y sanar desde la diversión y la desconexión.

 

Por todo lo anterior te proponemos que te emociones con nosotros jugando a la ‘Ruleta de emociones’.

 

¿En qué consiste la “Ruleta de Emociones” de Espacio Calenco?

 

El objetivo del juego es conseguir desbloquear las emociones que se encuentran ocultas en una ruleta.

 

Instrucciones

 

Opción 1

Es un juego indicado para jugarlo de manera conjuntan en único grupo. La persona que comienza el juego se puede decidir a suertes o cómo se prefiera.

Opción 2.

También se puede jugar dividiendo el grupo en parejas o en tres, en función del número de personas. De esta manera se puede versionar de dos formas:

  • Los integrantes o el integrante del equipo ha de resolver la emoción.
  • Los integrantes del equipo contrario han de resolver la emoción del equipo contrario. 
Comienza el juego

Una vez elegida la persona que comienza a jugar, tiene que sacar una de las tarjetas con del mazo de emociones. ATENCIÓN sólo esta persona puede ver esa tarjeta. Una vez que haya visto qué emoción le toca, entonces, tendrá que coger una tarjeta del mazo que corresponde a actividades.

Una vez la persona sepa la emoción que le toca y el cómo la tiene que representar. Empieza el verdadero juego.

Esta, cuenta con un par de minutos para poder hacer su representación. Mientras el resto observa lo que hace y averigua de qué emoción se trata.

Si se resuelve…

Si se adivina la emoción que se ha representado, esta se desbloquea en la ruleta. Y, la persona que ha resuelto la emoción será la que cogerá las siguientes tarjetas. 

Si no se resuelve…

En caso de que no se adivina la emoción, esta volverá al mazo. Poniéndola al final la persona que la representó sin desvelar de cuál se trataba y por tanto, no se desbloqueará en la ruleta. 

¿Qué contiene el juego?

  • El juego contiene dos mazos de tarjetas. Uno con las emociones  y otro con las actividades que realizar para poder representar la emoción.
  • Dos ruletas con diferentes emociones.
  • Una plantilla de ruleta. En caso de que se quiera personalizar, mezclando las emociones para hacerlo aún más divertido. 

 

¿Qué aporta la “Ruleta de emociones” de Espacio Calenco?

 

  • Recursos para identificar las emociones que sentimos y cómo las entienden los demás.
  • Recursos para entender y validar las emociones.
  • Recursos para expresar las emociones por diferentes medios.
  • Y, sobre todo, pasar un rato divertido y entretenido siguiendo la filosofía de Espacio Calenco, creciendo en grupo.

 

¿Cómo y cuándo?

 

El 4 de junio, a media tarde. Vía zoom, porque lo más importante para nosotros es tu salud.

 

¿Quieres jugar??

 

¿A qué esperas? ¡Apúntate! Mandanos un e-mail a espacio.calenco@gmail.com y date prisa porque las plazas están limitadas…

 

Texto: Alejandra F. Aladro, psicóloga experta en terapia familiar sistémica y en psicología emocional.

 

Imagen: Leyre Villelga Márquez, psicóloga especializada en Neuropsicología Clínica y Neuromarketing.